martes, diciembre 27, 2005

Análisis: Chaos field

Titulo: Chaos field (Naomi/DC), Chaos field expanded (GC), Chaos field New order (PS2)
Año: 2004, 2005
Compañía: Milestone
Jugadores: 1
Disponible en: Naomi, Dreamcast (J), Gamecube (J,U), Playstation 2 (J).
Idioma: Japonés/ Inglés
Web oficial: Chaos field



Es hora de inaugurar la sección de "shmups". Aprovechando en parte un análisis previo que realicé, voy a comentar un lanzamiento reciente de PS2, el cual hace ya un tiempo pulula por Dreamcast y Gamecube. Se trata de Chaos field, primer juego de la compañía Milestone, al parecer formada por ex-programadores de Compile. Tras su comercialización en los arcades japoneses, ha ido saltando de consola en consola, e incluso recientemente se ha atrevido a hacer una visita al mercado americano de Gamecube. Los europeos, como se han portado "Pal", ajo y agua.

El juego consta de cinco niveles donde sólo nos enfrentamos a jefes finales, cada uno de ellos con 3 "encarnaciones". Disponemos de 3 naves para elegir, cada una con cuatro armas personalizadas. Además del disparo normal, hay un sable laser, un sistema guiado de misiles y un escudo que elimina los proyectiles enemigos (a excepción de los púrpura).



Para usar los ataques especiales hay que rellenar una barra de energía recogiendo los objetos (meta) que suelta el enemigo de turno. Su cantidad se verá condicionada según estemos en el "Chaos field" o el "Order field", al igual que nuestra potencia de disparo y la cantidad de proyectiles enemigos a la que nos vemos sometidos. Disponemos de un tiempo limitado para terminar cada fase.

Comenzamos jugando en el "Order field". Aquí hay menor cantidad de disparos enemigos y las ráfagas son más sencillas de esquivar. Además, los "metas" son mucho más abundantes. Cuando usamos el botón de cambio, y pasamos al "Chaos field", nuestra potencia de disparo aumenta, pero también lo hace la del enemigo, mientras que las recargas para la armas especiales son escasas. La nave dispone de unos instantes de invulnerabilidad cada vez que se hace el cambio, al margen de que la pantalla queda limpia de disparos.



El sistema de puntuación prima el uso de los escudos y los misiles, con los cuales, sin romper la secuencia de combos se pueden hacer millones a diestro y siniestro. Hace unos días se publicaron unos videos en hameko.net donde se puede ver a un tal VTF hacer puntuaciones muy altas. Los que no quieran ver el juego destripado en parte, mejor que los eviten. Los archivos en concreto son el #3628 (Naomi) y el #3629 (Dreamcast).

El apartado gráfico de Chaos field es flojo. Nos encontramos con unos diseños de naves que parecen salidos de la factoría Fisher-price: muy coloridos, pero grandotes y simples. Eso sí, la zona de impacto de la nave es menor que su tamaño. Como miembro de la familia de los "Manic shooters", hay raciones ingentes de disparos en forma de caleidoscopios con trayectorias prefijadas. Los fondos tampoco son ninguna virguería. Básicamente se componen de texturas planas salpicadas de algún elemento poligonal o estructuras sin fin de diseño espartano. El movimiento de todos los elementos es fluído, hasta el momento en que hay exceso de disparos en pantalla o se emplean los misiles guiados. Estos acentúan mucho los bajones, y en ocasiones llega a ser molesto porque se vuelve a la velocidad normal muy bruscamente (con el peligro de comerte algún disparo). No he visto personalmente la versión de Gamecube, pero parece ser que el problema no es tan acusado. Las explosiones grandes también provocan ralentizaciones, pero no influye en la jugabilidad al producirse al final de las fases.



Pasando al tema de audio, la banda sonora se nutre de cortes electrónicos pegadizos, alguno de ellos machacones, pero que terminan siendo un complemento ideal para el ritmo frenético de jefes finales que se propone. Este apartado es el mejor del juego, con diferencia. Los efectos sonoros no destacan excesivamente y cumplen con su misión. La versión de Dreamcast en ocasiones sufre de cierta saturación en el sonido.

La dificultad aumenta gradualmente, pero puede que no sea muy alta para los expertos. Por supuesto, tampoco será lo mismo plantearse el pasar el juego con el único objetivo de eliminar los jefes, que tratar de reventar el marcador a base de combos.

Chaos field es un compendio de ideas tomadas de otros títulos conocidos en el género. No hay que discurrir mucho para reconocer el sable laser de Radiant silvergun, o el concepto de Chaos/Order field similar al sistema usado por Esp galuda, entre otros ejemplos. Mezclándolo todo en la batidora, sale un juego que no añade nada nuevo ni destacable frente a sus contemporáneos. Esto, unido al discreto apartado técnico/artístico, lo convierte en uno más del fondo de catálogo de shoot'em ups de la generación "pleichu".

Personalmente, he pasado ratos muy entretenidos con el juego y no me desagrada en absoluto. Pero haciendo un símil culinario, se podría decir que es un bocadillo de foie-gras La Piara: es comestible, pero si estás acostumbrado al caviar, quizás no te deje un buen sabor de boca.



Por último, trataré el tema de las diferentes versiones domésticas del juego. Como ya he dicho, no he visto en acción el juego en una Gamecube, por lo que los comentarios sobre esta revisión provienen de lo que he ido leyendo en diferentes webs.

Dreamcast fue el primer sistema casero en recibir el juego, a finales de 2004. A pesar de que el juego usa la vmu para guardar datos de la configuración y para mostrar el logotipo del juego, inexplicablemente no salva la tabla de records. En un principio se dispone de 2 créditos, cantidad que va aumentando conforme echamos horas de juego. Por lo que parece, no se puede llegar a tener créditos ilimitados. En determinados momentos, acusa la menor potencia con respecto a Naomi, aunque se supone que gráficamente es bastante fiel al original. Los menús son accesibles gracias a que vienen en inglés.

En Gamecube el juego sufre de menos ralentizaciones. Se añade un modo "Arrange" con enemigos "normales" entre los jefes finales. Aquí si se guardan las puntuaciones en la tarjeta de memoria.



La versión PS2 es la que peor calidad de imagen posee. Hay menos nitidez y en algunas fases, los fondos incluso muestran efectos Moiré. Las explosiones también han sido modificadas perdiendo bastante espectacularidad. A cambio, incluye un nuevo modo de juego "Time-attack". Desde el comienzo, hay 9 créditos disponibles, y el menú principal está en japonés (tampoco es un problema muy grave).

Seguiremos desinformando...

2 Comments:

Blogger Woch said...

Interesante artículo Zyloj, con el que no discrepo, en absoluto. Enhorabuena por animarte a lanzar un blog sobre shmups y por darnos cita aquí. Un saludo. Para cuándo artículo sobre Ikaruga? ;)

10:27 a. m.  
Blogger zyloj said...

Si sé mantener una regularidad escribiendo, todo llegará.

12:32 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home