lunes, diciembre 28, 2009

Dolores de cabeza

Esa sensación tan familiar conforme se acercan las fechas de los gastos en regalos navideños... Con los adultos siempre puedes recurrir a la sufrida teoría de la letra C: colonias, corbatas, calcetines, carteras, cinturones, calzoncillos... No entraré a valorar el complicado entresijo del regalo a una mujer, un verdadero arte al alcance de muy pocos.

Si nos centramos en los más pequeños de la casa, la tarea se convierte en una pesadilla de precios, terminología taxonómica, tecnológica y puericultural. Todo para que al final, el objeto sea uno más que pasa a formar parte de la montaña de caras posesiones de plástico, desde la que el terrible infante dormita frente a su televisión.

Hoy era el momento de sufrir el ataque de migrañas, y sin embargo, ha sido un parto indoloro y natural. Y lo mejor de todo, voy a quedar divinamente con mi sobrina. Regalen cultura.

No dejen que los hipnóticos dibujos de
la colcha les impida ver lo fundamental

jueves, diciembre 24, 2009

Como decíamos ayer...

Para variar, a citar a otro, que me sale más barato en cuestión de consumo de glucosa por parte de mis neuronas.

Hacía ya años que no pasaba por aquí. Supongo que no tenía muchas cosas que contar. O no me apetecía. Y hoy tampoco te creas. Sin embargo, en una de esas venadas que me dan a veces, se me ha pasado por la cabeza qué hacer con esto. ¿Lo cierro? ¿Me despido lacrimógenamente esperando que algún incauto pida que siga adelante? No. Mejor todavía: me saldré por la tangente.

En los últimos días no puedo sacarme de la cabeza el tema con el que Massive attack presenta su nuevo trabajo, Heligoland. Se trata de "Paradise circus", un corte que viene acompañado de un videoclip en parte similar al filón del que ha tirado Rammstein recientemente. Polémica morbosa y fácil, desde distintas ópticas. Bienvenida sea.


Aquí van mis Felices Navidades, mientras espero martilleándome la cabeza con la voz de la señorita Sandoval a la espera de Heligoland. Y no, no es la chica de la foto. Cuidado con las investigaciones wikipedianas. Podrían sorprenderse de encontrar a un ídolo de barro de sus adolescencias ochenteras.