domingo, abril 18, 2010

Hay que viajar más

Así se conoce el mundo y se nos desenrosca un poco la boina que nos aprisiona el cerebro. Siguiendo este principio, recientemente he podido visitar Praga, la ciudad del papel higiénico casi transparente, los pasos de cebra con semáforos que dan 5 segundos para cruzar y la cerveza más barata que el agua. Como se puede ver, una visita muy recomendable.

Y si encima uno puede aprender la historia del comunismo a fondo, mejor que mejor:



lunes, abril 12, 2010

Semana ¿Santa?


Gracias a purnas en o zierzo por la foto.