viernes, marzo 30, 2012

Con la administración hemos topado

En una época de excelencias, eficiencias y demás eufemismos para joderle la marrana a una sociedad anestesiada, cuando uno le toca hacer gestiones en la administración, se da cuenta de que los políticos están aquí para robarnos, no para hacer un país como dios manda:

- Gobierno de Aragón: en su plan de racionalización del gasto, recomienda en 2012 reducir al máximo el uso del fax y promover el empleo del correo electrónico. Podrían haber ido un poco más allá y prohibir definitivamente el uso del telegrama y la paloma mensajera...

- Universidad de Zaragoza: no admiten justificantes de pagos escaneados y enviados por correo electrónico. O lo mandas por correo postal, o no sirve. Se ve que es complicadísimo que los bancos con los que tienen acuerdo para realizar el pago, les envíe una notificación electrónica automática para evitar papeleos, desplazamientos y pérdidas de tiempo innecesarias del empleado de la oficina, del empleado de la secretaría de la facultad de turno, y del desgraciado que paga.

- Oficina de turismo de la comarca del Sobrarbe: a menos de una semana del comienzo de la semana santa, no saben todavía ni los programas de visitas que organiza la comarca ni el horario que tendrán que llevar. Parece ser que acercar la administración al ciudadano es que todo organismo público sea completamente inútil incluso en la puerta de casa.

Impuestos europeos para servicios del tercer mundo.